Mami Tere y sus remedios caseros

Hola! Namaste! Thank you for being here.

I'm the Mujer De Joyas and now, also the Mujer De Ayurveda. I've been studying Ayurveda, a 5000 year-old science from India, in an effort to connect to my own roots in herbal medicine. Although I'm Mexican-American and didn't grow up with Ayurveda, I did grow up with Curanderismo, which is similar in so many ways.

Mami Tere, my great-grandmother, was a mother to twelve children including my grandmother, Teresa. They lived on a farm in Chapala that Papi Chavo, my great-grandfather, built with his own resources and while he was away selling milled grains, fruits, and vegetables, Mami Tere and her children took care of the land. Whenever anyone got sick, Mami Tere would go out back and pick an herb, fruit, or vegetable that she could transform into medicine. Remedios caseros or home remedies were what she knew. I wonder about all she knew and I wish I could ask her, but she has long passed. Unlike Ayurveda which has a complete canon, Curanderismo is a diverse oral tradition passed on by elders. It greatly varies from family to state to country adapting with resources local to the land. I was only nine-years-old when Mami Tere transitioned at 94 years-old. She lived a long, full life and I feel so lucky to have her as a guardian del otro lado, on the other side. I feel I get closer to her as I continue to grow my relationship with holistic medicine. 

My grandma Teresa remembers a moment from her childhood when Mami Tere told her to avoid playing in the stale water that had formed into a large puddle on the farm. Little Teresa heard her, but decided to jump in anyway. She splashed and laughed and almost got away with the deed until she felt a terrible sensation come over her. She had got a bug from the water. As she walked back to the house, she braced for punishment, but instead, was met with a good lecture and a natural home remedy. Mami Tere went out to pick tomatoes from the garden then, boiled them in water. Once they cooled, she peeled, cut, and placed them on the soles of Little Teresa's feet. To keep them in place overnight, she firmly wrapped them with a piece of cloth. The next morning, Little Teresa remembers feeling complete relief.

My abuelita chulita's story is a reminder of the power of plants. I'm so excited to share everything I learn with you. My mission is to live a life of service in which I help others step into their power through their health. Whether it be through gem healing or holistic medicine, La Mujer has got you covered. 

Con mucho amor y luz,

Alexandra

Pictured are Papi Chavo and Mami Tere.

 Pictured are Papi Chavo and Mami Tere.

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

¡Hola! ¡Namasté! Gracias por estar aquí.

Soy la Mujer De Joyas y ahora también la Mujer De Ayurveda. He estado estudiando Ayurveda, una ciencia de la India de 5000 años de antigüedad, en un esfuerzo por conectarme con mis propias raíces en la medicina herbal. Aunque soy mexicano-estadounidense y no crecí con Ayurveda, crecí con el curanderismo, que es similar en muchos aspectos.

Mami Tere, mi bisabuela, fue madre de doce hijos, incluida mi abuela, Teresa. Vivían en una finca en Chapala que Papi Chavo, mi bisabuelo, construyó con sus propios recursos y mientras él andaba vendiendo granos molidos, frutas y verduras, Mami Tere y sus hijos cuidaban la tierra. Cada vez que alguien se enfermaba, Mami Tere salía a la parte de atrás y recogía una hierba, una fruta o una verdura que podía transformar en medicina. Remedios caseros era lo que ella sabía. Me pregunto todo lo que sabía y desearía poder preguntarle, pero hace mucho que falleció. A diferencia del Ayurveda, que tiene un canon completo, el curanderismo es una tradición oral diversa transmitida por los ancianos. Varía mucho de familia a estado a país adaptándose con recursos locales a la tierra. Tenía solo nueve años cuando Mami Tere hizo la transición a los 94 años. Vivió una vida larga y plena y me siento muy afortunada de tenerla como guardiana del otro lado. Siento que me acerco más a ella a medida que continúo haciendo crecer mi relación con la medicina holística.

Mi abuela Teresa recuerda un momento de su niñez cuando Mami Tere le dijo que no jugara en el agua estancada que se había formado en un gran charco en la finca. La pequeña Teresa la escuchó, pero decidió saltar de todos modos. Chapoteó y se rió y casi se sale con la suya hasta que sintió que la invadía una sensación terrible. Se enfermo de algo entre el agua. Mientras caminaba de regreso a la casa, se preparó para el castigo, pero en cambio, se encontró con un buen sermón y un remedio casero. Mami Tere salió a recoger tomates de la huerta y los hervío en agua. Cuando se enfriaron, los peló, cortó y colocó en las plantas de los pies de la pequeña Teresa. Para mantenerlos en su lugar durante la noche, los envolvió con un trozo de tela. A la mañana siguiente, la pequeña Teresa recuerda sentirse completamente aliviada.

La historia de mi abuelita chulita es un recordatorio del poder de las plantas. Estoy muy emocionada de compartir todo lo que aprendo contigo. Mi misión es vivir una vida de servicio en la que ayudo a otros a entrar en su poder a través de su salud. Ya sea a través de la curación con gemas o la medicina holística, La Mujer los tiene cubiertos.

Con mucho amor y luz,

Alexandra

En la foto, Papi Chavo y Mami Tere.